Retratos a lápiz

Hacer retratos es algo que me gusta mucho, pero cada uno es un reto. Cosa que se me olvida entre uno y otro, no se porque, pero siempre me sorprendo de la dificultad que conllevan.

A diferencia de cualquier otro tema donde cabe cierta amplitud a la hora de plasmarlo, realizar un retrato exige precisión. Pero bueno, la recompensa al esfuerzo también es mayor, al menos para mi.

Como retratos de muestra en lápiz, he elegido fotos de personajes famosos, así ya no me hacia falta poner la fotografía original, pues son personajes de sobra conocidos. Pero también tienen el peligro de por ser tan conocidos, enseguida se aprecia cuando el dibujo no esta logrado. Personalmente, cuantos mas hago mas exigente me vuelvo conmigo misma y menos satisfecha estoy con mi trabajo. Siempre me parece que podría estar mejor, pero en algún momento hay que parar, pues como todo el que ha intentado dibujar alguna vez sabrá, hay un punto en que en lugar de mejorarlo comienzas a estropearlo.

Así que bueno, este es el resultado. Elegí hacerlos en papel Canson Mi-Teintes gris, así se puede jugar con el color blanco, y con lápiz blando para hacer los degradados difuminando.

Solo decir que el señor Nicholson tiene una cara bastante particular (vaya mal de cabeza que me dió!!).

         

Para comparar, os muestro este dibujo que hice ya hace años, es el mismo personaje, Audrey Hepburn, pero tratado de diferente manera, en papel claro y con lápiz duro. Es mi técnica favorita (pringa menos), pero los tonos oscuros nunca serán tan oscuros como con los lapices mas blandos.

Y por ultimo el dibujo infantil, para el que solo he buscado una foto graciosa por Internet. Este lo hice sobre papel Murano de Daler Rowney azul claro. Con este lo que buscaba mostrar mas que el parecido, era la inmediatez y la frescura de una imagen infantil.

Deja una respuesta