Retratos con lápices de colores

Siguiendo en la línea del post anterior, continúo con los lápices de colores.

En los retratos realizados con lápices de colores tiene una gran importancia el color del papel empleado. A mi me gusta el resultado de los retratos realizados tanto sobre colores fríos como cálidos. Si tuviera que elegir, de entre los tonos fríos escogería entre la gama de los azules oscuros, como en el primer ejemplo, que ofrecen un buen contraste a los tonos de la piel. Y de entre los tonos cálidos elegiría de la gama de los marrones, que armonizan muy bien con los tonos piel. Sin embargo también se pueden lograr efectos interesantes con colores mas atrevidos, como el naranja del ejemplo inferior. En estos dos ejemplos he usado el papel Murano de Daler Rowney.

Esta técnica tiene la característica de que no permite excesivas correcciones pues aunque se deja borrar algo, es casi imposible hacer desaparecer del todo el lápiz del papel. Esto es algo muy a tener en cuanta a la hora de planear la obra.

Pero bueno, los resultados tienen una estética muy especial que a mi particularmente me encanta.

Deja una respuesta